adiós días de mierda



 

Si cuando se te cruza el día no eres capaz de descruzarlo, lo mismo esto te interesa.

 

 

O si siempre lo pagas con la misma («pobre») persona.

 

 

O si con quien te sueles desahogar, al final hace que te calientes más y te sientas peor porque trata de darte consejos…

 

 

Consejos bienintencionados.

 

Seguro.

 

Pero, al fin y a la postre, consejos de mierda para ti en ese momento…

¿Te gustaría decir adiós a tus días de mierda?

 A mí sí.

Y como no encontraba la manera de hacerlo, se me ha ocurrido esta.

A mí no me servirá.

Pero a ti, sí.

 

Mira.

 

 

 

Todos tenemos días de mierda.

El asunto es lo que hacemos con ellos.

Normalmente, perderlos…

 

 

Bajar la cabeza,

llorar por las esquinas,

desear que se acabe el mundo,

jurar en hebreo,

pagarlo con el que menos culpa tiene…

 

 

Si no es tu caso, no sigas leyendo, y sigue con tu vida perfecta.

Que esto es para seres humanos imperfectos.

Sin filtros de Instagram.

Sin brilli-brilli.

 

 

Esto que te cuento es real como la vida misma.

Como un día de mierda…

 

¿CON  QUIÉN  PAGAS  TUS  ddm´s?

El caso es que parece que no hay un intermedio entre no acudir a un psicólogo o profesional de la gestión emocional porque no estás mal, y tener que acudir porque no puedes contigo mismo, porque no te aguantas ni tú.

Las personas que pueden decir que son “felices”, que tienen una buena vida, que tienen un día a día normal…

 … a veces tienen días malos.

Y tal vez no sea tan grave como para tener que ir al psicólogo.

¿Pero es necesario tenerte que comerte tú solito un ddm (día de mierda)?

Sí, un auténtico ddm… 

O peor aún, un DDM

Un DÍA DE MIERDA EN MAYÚSCULAS



¿Qué necesidad tienes de pasar un ddm en toda su magnitud?

A ver, en un mundo VUCA (Volátil, Incierto, Complejo y Ambiguo), lo más lógico es que antes o después tengamos ddm´s…

Pero como no hay un servicio que cubra estos casos en los que “la vida me va bastante bien, pero jod…, ¡qué bien me hubiese venido una ayudita psicológica o emocional hoy!”, pues entonces tal vez tengas suerte y tengas con quien desahogarte. 

Y si no encuentras a ese alguien con quien desahogarte, te lo comes con patatas.

Y luego más tarde, la persona que más te quiere, zoooomba, se lo traga todo de golpe. 

Y le haces daño.

Y te haces daño.

Y todo por no haber podido gestionar ese ddm adecuadamente… porque no hay nadie que se dedique a eso…

Corrijo… no había nadie…

Porque mira, ese mismo mundo VUCA en que vivimos, es también un mundo de posiblidades (casi) infinitas.

Y a mí se me ha ocurrido una posibilidad para que los ddm´s no sean tn ddm´s. 

Para que el marrón no se lo coma tu pareja, tu madre, tus hijos o tu mejor amiga.

Y sobre todo, que si se lo va a comer, que no se lo coma a bocajarro.

EL  ARTE  DE  no  DAR   CONSEJOS

Ya que estamos en harina… piensa en esas personas a las que tanto quieres y que tanto te quieren y responde a estas preguntas:

  • ¿En esos momentos tan chungos te sirven de soporte?
  • ¿O tal vez acaban dándote consejos que no te sirven?
  • ¿Consejos que no has pedido?
  • ¿O acabas discutiendo con ellas porque no te entienden?
  • ¿Porque no saben darte lo que necesitas?

Es lo más normal. Tranquilo.

Que os queráis no quiere decir que sean los mejores confidentes, psicólogos o apoyadores emocionales.

Nada tiene que ver el chorizo con la velocidad.

Es difícil, muy difícil, dar consejos porque:

  • cada uno somos de un padre y una madre; tenemos nuestros puntos fuertes,
  • nuestras áreas de habilidades subdesarrolladas, 
  • nuestros propios miedos, 
  • nuestras experiencias intransferibles, 
  • nuestros aprendizajes completamente personales, 
  • nuestros particulares objetivos y deseos (incluso ocultos)
  • nuestra bizarra, estandarizada o radical manera de encarar la vida, 
  • nuestra lógica o ilógica manera de entender cómo funciona, 
  • etc…

Por eso yo no doy consejos, porque difícilmente mi forma de ser, mis habilidades y experiencias pasadas coincidirán con las tuyas.

Y es que lo que yo puedo considerar como un consejo de libro (e incluso cojonudo), tal vez a ti te añada presión adicional, porque además del marrón que ya tenías, ahora te recomiendo yo («el experto») que hagas algo que te saca de tu zona de confort… 

Así que ahora ya tienes 2 marrones.

Uno no.

Dos.

Por eso no doy consejos.

Ayudo a que las personas se escuchen.

Porque en su interior (subconsciente) tienen las respuestas que mejor les van a servir. 

Porque esas respuestas sí están 100% alineadas con su manera de ser, sus estrategias, su forma de ver la vida y sus puntos fuertes.

Son consejos ganadores.

Como los golpes de Nadal.

Pero esta vez te sirven de algo a ti. 

No a él. 

No a mí.

No a la vecina del quinto.

Te sirven a ti.

Así que retomando…

Si tienes un ddm y quieres gestionarlo de forma diferente a las anteriores, te ofrezco este servicio 100% personalizado.

Te explico su funcionamiento.

CÓMO  FUNCIONA  Adiós ddm´s

DESCRIPCIÓN  Y  OBJETIVO

  • Adiós ddm´s es un servicio por el que en cualquier momento del mes podrás contar con mi ayuda durante 20 minutos.
  • En esos 20 minutos, de primeras, te desahogas. Me cuentas tu ddm. De esa manera ya te vas escuchando. Y comienzas a calmarte, porque te ayudaré a que lo hagas de manera estructurada.

Yo empatizaré contigo y te lanzaré preguntas que te ayuden a centrarte, a que te escuches, a que relativices la situación… a que recuperes tu compostura y te sientas mejor.

Recuperes la lucidez. 

Puedas pensar y tomar buenas decisiones.

  • Tal vez te ofrezca algún consejo tipo respira, no tomes ahora decisiones en caliente, etc… Nada de aconsejarte haz esto o lo otro.

Si esperas que te resuelva la vida, vas dado.

Escucharte, sí.

Ayudarte a escucharte, también.

Resolverte la papeleta, no directamente.

No te diré “lo que tú tienes que hacer es bla, bla, bla”.

¿CÓMO  LO  HAREMOS ENTONCES?

De alguna de estas 3 maneras:

  • Mediante audios de WhatsApp: tú me mandas tu audio de desahogo, yo te respondo, tú me respondes… etc. Hasta un máximo de 20 minutos sumando la duración de todos los audios que nos crucemos.
  • Mediante mensajes de texto de WhatsApp: cada 30 líneas escritas computarán como 1 minuto. Así que podemos escribirnos hasta un máximo de 600 líneas.
  • Mediante vídeo llamada: por Meet (es la aplicación de Google similar al famoso Zoom), preferiblemente, o por vídeo llamada de WhatsApp. Máximo 20 minutos.

  • ¿De qué dependerá que lo hagamos de una forma u otra?
    • De las preferencias de ambos, pero sobre todo, de mi agenda y mis posibilidades.
    • Mis preferencias en este orden, son: videollamada, mensajes de audio y mensajes de texto. Pero como te digo, no siempre será posible. Así que haremos las cosas lo mejor que se pueda, como siempre ha sido.

Mejor hecho que perfecto

 

Recuerda; los ddm´s no se planifican,

  • pueden surgir a las 8 de la mañana
  • o a las 3 de la tarde
  • los ddm´s no aparecen en tu agenda o la mía 1 semana antes.

 

Por eso tanto tú como yo necesitamos tanta flexibilidad.

De ahí esta triple forma de comunicación.

Para en cada momento, poder elegir la que mejor se adapte a ambos.

¿ALGO  MÁS?

Sí, este servicio tiene extras si contratas el servicio durante un periodo mínimo de 4 meses.

Durante ese tiempo, tendrás derecho a:

  • Descuento del 10% para sesiones conmigo (masaje o Alfarería Emocional; presencial u online).
    Para ti o para otra persona que venga de tu parte.
    Descuento aplicable a máximo 2 sesiones al mes

     

  • Descuento del 20% en los infoproductos (e-books, cursos, etc) que compres durante el periodo en que tengas contratado el servicio Adiós ddm´´ s.

¿CUÁNTO CUESTA?

Muy poco para todo el jaleo que me supone a mí, que abro mi agenda a tu vida, a tus ddm´s imprevistos y a los ddm´s de 7.000 millones de personas (en Vitoria casi semos de Bilbao).

 

88€ el pack de 4 meses.

Está en preventa, por eso tiene este precio irrepetible.

Sale a 22€/mes (IVA incluido)

 

FAQ: DUDAS FRECUENTES

 

 ¿cuándo puedo comenzar a utilizar el servicio?

La primera sesión se podrá recibir a partir del 1 de Abril de 2022.

 

 

¿en qué horario podemos hablar?

El servicio está disponible de lunes a viernes, de 9:30 a 12:30 y de 15:30 a 20:00. En esos horarios, te atenderé lo antes posible, cuando no esté trabajando en consulta con los clientes que tienen solicitada cita previa.

 

 

¿hay garantía de devolución?

No. Si no confías en mí, apúntate a mi newsletter, me vas conociendo y decides si con lo que ahí cuento, te parezco un tipo en el que confiar sin garantía de devolución.

¿cuándo puedo empezar a disfrutar del servicio?

Si es para una sesión suelta (24€), desde el momento en que confirme que he recibido el pago.

Si has pagado una suscripción de 4 meses, desde el día 1 del mes siguiente.

Si por ejemplo me ayudas un día y en 8 minutos ya estoy mejor, más centrada, ¿me quedarán los 12 minutos para otro día?

Rotundamente no.

Esto no es un bono de minutos o palabras.

Es un servicio para una situación puntual, para ayudarte con 1 ddm al mes, que tiene un tiempo máximo de prestación, medido en minutos o palabras.

 

Si por ejemplo he gastado mi ddm del mes y me sobreviene otro antes del mes siguiente, ¿me lo como yo con patatas?

No hombre no.

No mujer no.

Me escribes o me llamas, te ayudo y ese mismo día me haces un Bizum o una transferencia. Si no puedes hacerlo ese día, no habrá más días. 

Es una cuestión de confianza por mi parte y compromiso por la tuya. 

 

Yo te voy a dedicar con todo el cariño y profesionalidad hasta 20 minutos de mi tiempo sin agendar así como mis conocimientos confiando en que tú me dediques 1 minuto ese mismo día para hacer un par de clicks y pagarme lo que por derecho me he ganado.

 

Si no cumples, te lo canjearé por el servicio ya pagado del mes siguiente, si lo tienes contratado. Pero esto será una excepción, no la norma. Pues de hecho, no podrás volver a contratar el servicio.

 

¿Duro?

No sé. La vida… que me enseña cosas…

 

Si no soy cliente tuyo, ¿puedo usar el servicio Adiós ddm´s y luego te pago?

No.

Negativo.

Niet.

 

Soy buena persona, confío en que hay personas buenas. Pero sé que malas también haylas. 

Y como ya me he cruzado alguna vez con ellas, y a ti aún no te conozco, el dinero por delante.

Llámame materialista.

Llámame terapeuta no vocacional.

Llámame como te dé la santa gana.

Pero llámame para contarme tu ddm después de pagar.

 

 

Ya que estamos, te cuento cómo yo le llamo.

Yo le llamo tener unos hijos que alimentar y unos impuestos que pagar.

Mi servicio. Mis normas.

Si no nos conocemos de nada, primero pagas y después te echo un cable.

 

Si ya soy cliente tuyo y contrato el servicio Adiós ddm´s para probarlo un mes, ¿tendré derecho a las prestaciones extra?

No.

Esos servicios son para quienes confían en mí plenamente. Es decir, contratan el servicio durante al menos 4 meses. 

 

Tú confías plenamente en mí, yo te doy más.

Tú me contratas a mí para un momento puntual, yo me doy al 100% para ese momento puntual.

Pero no más.

A mí me parece justo, ¿a ti no?

 

Bueno, pues si no te parece justo, al menos sí queda claro,

¿no te parece?.

 

Y si se acaba el periodo de suscripción al servicio, no lo he usado completamente, y no quiero renovarlo, ¿qué ocurre?, ¿pierdo mi dinero?.

Pues como has confiado en mí, seré más generoso que las compañías de telefonía.

Si no lo usas un mes, te lo guardo para el siguiente. 

Cada sesión de Adiós ddm´s que no hayas usado al finalizar el periodo de suscripción se convertirán en 10€ a descontar de una sesión en camilla o de Alfarería Emocional.

Caducará a los 6 meses desde el último día en que tenías derecho al servicio. 

Lo podrás usar para ti o para regalar.

No obstante, si en 4 meses no has tenido ni un ddm, escribe un libro.

Te vas a forrar.

ME GUSTA.. ME  APUNTO

 

Éstas son las condiciones actuales.

88€ el pack de 4 meses.

Sale a 22€/mes (IVA incluido)

 

Fernando González de Zárate Alonso
Alfarero de las Emociones
Método MMoldea de Integración Somato-Emocional
Identifica, Escucha e Integra tus Emociones Desagradables con tus Manos para disfrutar de Tu Vida

ESPACIO ALAYA
C/ Prudencio Mª Verástegui, 4 – 1º Ctro · 01004 · Vitoria (Álava)

© 2021

© 2021

Abrir chat
1
Soy Fernando, ¿en qué te ayudo?
Soy Fernando,

¿En qué te ayudo?

Dime y te respondo en cuanto pueda.

¡Que tengas un buen día!