Ejercicios, Emociones

Teoría Polivagal de Stephen Porges aplicada al día a día

Gráfico resumen explicativo de la Teoría Polivagal de Stephen Porges

La Teoría Polivagal de Stephen Porges ofrece una nueva visión sobre el Trauma. Pero ofrece beneficios más allá de este asunto peliagudo y complejo de tratar. Hoy te acerco en este artículo de manera sencilla a la revolucionaria visión de Porges sobre el funcionamiento del Sistema Nervioso Autónomo, diferente a la que aprendimos en EGB o ESO (o aquello) en la que se dividía en S.N. Simpático (S.N.S.) y Parasimpático (S.N.P.).

Aprendimos cuando éramos pequeños que el S.N.S es el que se encarga de activar nuestras funciones corporales para prepararnos para la acción y el estrés. Y el S.N.P. es el encargado de disminuir nuestra actividad metabólica y corporal para facilitarnos el descanso.

Pues bien, el Sr. Porges no está para nada de acuerdo con esto. Te lo cuento a continuación.

CONTENIDO

EL NUEVO PARADIGMA: EL SISTEMA NERVIOSO SOCIAL

Stephen Porges establece un nuevo Sistema (el Nervioso Social), que redefine los que actualmente se aceptan (S.N.S. y S.N.P.) e introduce un nuevo concepto: la Neurocepción, que veremos luego.

La idea es que el S.N.A. funciona como un gradiente, no como un apagado/encendido, como siempre se había concebido. El cuerpo trata de estar relajado siempre, si surge algún contratiempo, pone en marcha los últimos mecanismos aprendidos (S.N.S.),y si esto no funciona, los más primitivos (S.N.P.)

Procedamos a diseccionar este asunto…

  • Sistema Nervioso Social: es aquel en el que nos desenvolvemos en el día a día: cocinar, caminar, reunirnos con amigos, trabajar… es un estado en el que el Sistema está por debajo del nivel de alerta (depende del trabajo y los amigos, claro 😉. Estar por debajo del nivel de alerta es lo que más le gusta al cuerpo. Porque no consume recursos. Pelearse, estresarse o huir consumen muchos recursos metabólicos, y eso, al cuerpo, no le gusta nada… Pero claro, a veces tiene que hacerlo, y debe estar preparado para ello. 
  • El S.N.S. es el que se activa precisamente cuando salta la alarma. Es más moderno que el S.N.P. (los seres “menos evolucionados” como las lampreas carecen de él). Cuando llegamos a un punto en el que ya no podemos mantenernos en el S.N.Social, entra en acción el S.N.S.. Se activa cuando detecta que en mayor o menor medida hay que poner en marcha el modo de supervivencia; lucha o huída. Puede ser correr delante de una manifestación, pero también discutir con otra persona o defender lo que es nuestro cuando nos lo quieren arrebatar. Pone en práctica las últimas estrategias aprendidas, nuestras últimas capacidades adquiridas. Pero si esto no funciona, recurrimos al S.N.P..
  • El S.N.P. es la parte más antigua del S.N.A.. El que tenían seres que simplemente se alimentaban de forma pasiva. En el Ser Humano es el que entra en acción cuando las respuestas de lucha o huída del S.N.S. no son válidas, cuando estamos tan bloqueados que no vemos salida y nos congelamos. Es una estrategia muy útil para los reptiles, que en caso de peligro se quedan muy quietos debajo del agua y pueden pasar así mucho tiempo. Sin embargo, el humano, debido al alto consumo de oxígeno que requiere simplemente para estar, sin moverse, este estado de congelación es inviable, insano… genera muchos problemas…

Como ves, esta nueva concepción del S.N.A. rompe totalmente con la clásica versión que aprendimos de pequeños, y que aún sigue vigente en la visión oficial de la Medicina. 

La idea revolucionaria de Stephen Porges es que el S.N.A. funciona como un gradiente, no como un apagado/encendido, como siempre se había concebido.

 EL FRENO VAGAL Y LA NEUROCEPCIÓN

A continuación expondré brevemente 2 elementos importantes de la Teoría Polivagal de Stephen Porges:

El Freno Vagal

Sin entrar en su funcionamiento más fisionómico el concepto simplificado quedaría tal que así: el cuerpo a través del nervio vago dispone de un sistema de alerta automático que hace que pasemos de un estadio a otro según la necesidad detectada. Se entrena cuando somos pequeños en la relación que establecemos con la madre, en el proceso de conexión materno filial (nos miramos a los ojos) – ruptura (tengo hambre, mamá no está, así que lloro) – reparación (mamá me da de comer) – vuelta a la conexión (estamos los 2 en paz mirándonos nuevamente). Si de pequeños no se ha podido producir este ciclo en reiteradas ocasiones, de adultos tendremos problemas con el Freno Vagal. Es decir, nos costará gestionar e identificar la verdadera peligrosidad del entorno, y activaremos respuestas de huida o pelea, y lo que es peor, de congelación, en situaciones que no lo merecen. Ej: persona que tiene miedo a las reuniones de amigos, que tiene miedo por cualquier chorrada, que se enfada por nimiedades, etc

La Neurocepción

La Neurocepción es un concepto creado por el propio Porges. Todos tenemos claro que el organismo está constantemente procesando la información del ambiente a través de los sentidos, que el sistema nervioso está evaluando continuamente el riesgo. Pues bien la Neurocepción es precisamente el conjunto de circuitos neurales cuya misión es distinguir si las situaciones o personas con las que nos relacionamos son de confianza, o por el contrario son peligrosas, o incluso amenazantes para nuestra Vida.

Es una valoración inconsciente del ambiente, y es la que permite a un bebé sonreír a su madre pero llorar ante un extraño, o uno mismo, disfrutar del abrazo de un conocido, pero sentir tensión si alguien va y nos abraza de repente por la calle (confundiéndonos con su primo, por ejemplo)

Como comentario adicional, indicar que la Neurocepción a veces nos juega malas pasadas, porque detecta “como no seguros” elementos que realmente no presentan ningún riesgo o peligro. Por ejemplo: veo una pared con bonitos graffitis y me pongo nervioso, y no sé por qué. Puede ser porque hace unos meses, delante de una pared con graffitis me mordió un perro. Mis sentidos recogieron el entorno, la pared con graffitis y el perro, todo como un conjunto de una situación peligrosa. Pero como esa recogida de información se produce a nivel inconsciente, no lo puedo controlar… Esto es una pequeña “desventaja” dentro de la potencia y beneficios que tiene este sistema para permitirnos relacionarnos y sobrevivir.

Un último apunte respecto al S.N.P.; para Porges este sistema se activa cuando se producen los momentos de Trauma, que nos dejan congelados, inmóviles, sin recursos, sin saber para dónde tirar… puede ser porque hemos visto algo altamente impactante, o nos han dicho algo que nos toca muy adentro y nos desmonta, vivimos un atraco con armas de fuego, etc

APLICACIÓN PRÁCTICA

Bajando todo esto a tierra, con ejemplos: estoy hablando con mi pareja, y de pronto la conversación da un giro, cambia de tono, comienza a haber tensión… lo que era S.N.Social, de repente, cruza el umbral, y se convierte en S.N.S… saltan todas las alarmas, me pongo en modo defensivo. Según mi personalidad me pondré más o menos agresivo (verbal o físicamente), me retiraré y dejaré al otro con la palabra en la boca… cada cual con su manera de hacer. Lo que está claro es que ese momento agradable se ha truncado. Y como comentaba antes con los hijos, a los que haremos perder un tiempo precioso en trabajarse si no les apoyamos ahora, pasará con la relación. Habrá que lidiar con el momento de tensión, hacer las paces, y hacer un trabajo extra para retornar a la normalidad, al S.N.Social. Y eso, a la larga, desgasta…. Nuestro cuerpo, nuestro humor, nuestra relación…

Yo voy poco a poco, poniéndolo en marcha en mi día a día. A veces doy dos pasitos para adelante y uno para atrás. Pero hay días que doy 2 pasitos para atrás y ninguno para adelante… Insisto, soy mortal… Y es que no siempre estoy neutral, centrado, … y a veces exploto… Pero cuando me encuentro en mi eje, tranquilo, y veo venir al “personaje” con el que se disfraza la otra persona, os prometo que hasta me descojono… ves venir al otro, “con su historia / personaje”, que entra como un miura… y te ves capeando la situación con soltura, limando asperezas, por aquí, por allá, anticipando movimientos… manteniendo la calma mientras el otro se desboca… y llega el punto de inflexión, en el que el otro ya no puede desbocarse más, porque no le estás dando pie, y comienza a calmarse, y la situación, que podría haber acabado mal, como siempre, acaba nuevamente en el S.N.Social. Es como hacer las paces en vivo y en directo, pero sin sufrir los daños colaterales intermedios…

De verdad, funciona. Os invito a ponerlo en práctica. Ya. Hoy mismo. No hace falta técnica. Simplemente hace falta consciencia de lo que está ocurriendo. Y claro, estar tranquilo, centrado, en ese momento. 

RECURSOS ADICIONALES

Yo soy un banco de pruebas emocionales andante. Me observo todo el día para aprender y poder ayudar mejor a las personas que vienen a mí para sentirse mejor. Para trabajar este asunto del freno vagal te recuerdo varios de los recursos que ya te he compartido en algún momento:

  • Autoescucha constante: no hace falta que seas Terapeuta y quieras entrenarte como yo para poder ayudar a los demás. Basta con que quieras mejorar como persona, mejorar tu Vida, para que te dediques a escucharte un ratito a diario. Y a partir de lo observado, reflexiones en qué momentos tu Freno Vagal no funciona demasiado bien y qué puedes hacer al respecto.
  • Ira / Comprender al otro. Muchas discusiones se producen porque no empatizamos o comprendemos el punto de vista del otro. Te dejo mi truco para explorar el tema de los enfados.
  • Miedo. Junto con la Ira, una de las Emociones estrella que peor sabemos gestionar. Tenemos Miedos infundados, aprendidos desde pequeñitos. Funcionamos encorsetados por Creencias Limitantes que no nos dejan disfrutar de la Vida. En un 93% de las ocasiones, lo que tenemos Miedo que ocurra, no ocurre.
  • Meditación / Relajación / Mindfulness: ya he dicho que no se trata de estar todo el día calmado. Pero desde luego, conectar con nuestro Cuerpo, respirar conscientemente, dedicarnos un rato diario a nosotros mismos ayudará a reforzar nuestro Freno Vagal.

2 comentarios en “Teoría Polivagal de Stephen Porges aplicada al día a día”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .