Sin categoría

RESPETO A UNA MISMA

flores blancas como representación del respeto a una misma

Todo comienza por el respeto a un@ mism@. Para no andarme con arrobas e historias, como la mayoría de las personas que acuden a que les ayude son mujeres, pues escribiré en femenino. Y al que no le guste, que no siga leyendo.

Resulta que las 2 sesiones de hoy, una en la que la clienta ha explorado un tema personal y otra en la que se ha explorado un tema profesional, han acabado igual: ¿te estás respetando a ti misma?. La pregunta parece tonta o fácil de responder fuera de contexto. -“Sí, claro, ¿cómo no?”-

Pero ahora ponte en contexto. En TU CONTEXTO. En ese que te duele, te pica, te molesta e incluso te ha costado alguna noche de insomnio…

Realmente… ¿te estás respetando a ti misma?

Respeto a ti misma puede ser…

ponerte a ti primero, y no anteponer a los demás a cualquier precio. Puede que seas madre, pareja, hija o amiga. Y puede que tengas idealizado lo que ello significa: “amor de madre”, “sin ti no soy nada”, “mi madre lo es todo” o “es mi mejor amiga desde que teníamos 2 años”. Sí, todo esto es muy bonito e idílico. Pero la Vida son Fases. Y las películas de Hollywood las edulcoran hasta el punto de que parece que tener pareja es tocar el cielo constantemente, y tener hijos es vivir en Disney World 24 horas (con 10 horas de sueño ininterrumpidas diariamente y servicio VIP de habitaciones…). 

La Vida, al menos como la entiendo y la vivo yo, va de personas y aprendizajes. La Vida te pone ahí a las otras personas para que aprendas. Así por ejemplo muchas personas repiten patrones de pareja, de jefes, de amigas… si te reconoces en este patrón, si te pasa esto de que repites una y otra vez la misma mala experiencia, es que no estás escuchando los mensajes que la Vida te está mandando. Y mira que si eso ocurre, es que la Vida ¡¡TE ESTÁ GRITANDO!! Y tú sigues sorda perdida…

Respeto a ti misma también puede ser…

… mimarte, darte un capricho, escaparte, aislarte, no estar para nadie más que para ti… Porque normalmente estar siempre disponible es la mejor manera de no estar de verdad. Porque estás cansada, porque no tienes humor, porque no estás al 100%, porque tu cabeza está en otro lado, por… mil y una razones. Porque somos humanos. No somos ni robots, ni números ni animales de carga. Tenemos una parte Física, una parte Mental y una Emocional. Y tenerlo todo alineado y al 100% hoy en día es cuestión de superheroínas. Y esas sólo existen en los comic, en Hollywood (otra vez por aquí..) y casos aislados llamados “madre coraje” y similar (¿1 por cada millón de habitantes?). El resto, hacemos lo que podemos.

Y aunque no tenemos superpoderes, sí tenemos la posibilidad de escucharnos, respetarnos y parar para recargar cuando lo estimemos oportuno, independientemente de las presiones sociales o familiares.

Ya lo dicen en los aviones: “En caso de bajada de presión, primero póngase su mascarilla y luego ayude a los demás pasajeros (lo cuál incluye, sí, a tu hij@).

Y respetarse a una misma también puede ser… (mensaje para emprendedoras)

cobrar lo que te mereces. Pues de no hacerlo, estás dejando de ofrecer a tus hijos (si los tienes, en cuyo caso seguramente sean lo que más valoras en tu Vida) lo mejor de lo mejor (estudios, confort, tu tiempo… lo que sea que fuere tu prioridad para con ellos y para lo que hace falta tener dinero de una u otra manera). Si eres emprendedora piensa en ell@s la próxima vez que vayas a hacer un descuento o cobrar barato por miedo a que no te compren… Porque tal vez sea que no vendas porque no eres buena. Pero probablemente sí lo seas y el verdadero problema sea que no has trabajado, por un lado, tu autoestima, y por otro, tu valor diferencial. Eso que hace que pases de tener clientes a tener fans (Txell Costa dixit).

cobrar lo que te mereces. Pues de no hacerlo, estás dejando de ofrecer a tus hijos lo mejor de lo mejor

Y tú, ¿te estás respetando a ti misma?

Hablamos cuando quieras.

 

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN

Si deseas recibir en tu e-mail artículos similares a este, así como las fechas de mis charlas y minitalleres, déjame aquí tus datos: nombre, apellidos, e-mail y/o WhatsApp.

*** Prometo utilizarlo sólo para estos fines ***

(y soy de los que siempre cumplen su palabra 😉

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .