Reflexiones

¿DE QUÉ TE ARREPIENTES? MEJOR ARREPENTIRSE HOY QUE EN EL LECHO DE MUERTE…

hombre cabizbajo, con la cabeza entre las manos, lamentándose por todas las cosas que no ha hecho en su Vida. Lo más habitual en el lecho de muerte de la mayoría de las personas

Durante el Confinamiento por Coronavirus he aprendido un montón de lecciones de Vida. Casi diría que me he iluminado. Que he aprendido más en 2 meses que en 20 años. He tenido revelaciones. He hecho grandes cambios. Soy otro, totalmente…. 

Estoy de coña… 

Durante estos largos 60 días he ejercido de papá, marido y amo de casa más de 10 horas al día. Apenas he tenido tiempo y espacio de calidad para mí. He hecho lo que he podido para llevarlo lo mejor posible. Y lo he conseguido. Y sí, alguna cosilla he aprendido. Y una de ellas, para no ser largo ni pesado como habitualmente, es la que te comparto hoy.

CONTENIDO

PARA NO HACERLO PERFECTO, MEJOR NO HAGO NADA

Muchas personas están en el inmovilismo más absoluto, perdidos en su propia Existencia, por Miedo al cambio, Miedo a salir de la Zona de Confort, Miedo a no dar la talla, Miedo a no hacerlo bien, etc. Lo vi muy claro en una charla donde una profesional de la enseñanza en inglés explicaba que para pasar de 0 a 10 en la lengua de Shakespeare, por ejemplo, hay que pasar por el spanglish, esa fase en la que mezclas el inglés y tu lengua materna con una alegría y salero hilarantes. Lo que ocurre es que cuando ya estás en nivel 8, 9 o 10 de inglés, ya no lo recuerdas. Pero cuando estás en nivel 0 o 1, te acojona dar el paso. Aparecen los Miedos; que no me entiendan, que no entienda al otro, que use un acento que parezca que hablo griego o incluso que piensen que soy idiota…

Con nuestro Mundo Emocional, Sentimental, Profesional… con todos nuestros Mundos, vaya, pasa lo mismo. Nos da Miedo dar el paso al siguiente nivel, porque tememos no estar a la altura, que nos juzguen, que nos estemos equivocando y luego ya verás… Y ello hace que nos perdamos un montón de aprendizajes y experiencias.

De hecho, la Psiquiatra y experta en tanatología, Elisabeth Kübler-Ross, señaló que éstos que expongo a continuación eran los 5 arrepentimientos más comunes de las personas moribundas:

  1. Habría querido trabajar menos duro. 
  2. Habría querido tener el valor de expresar mis sentimientos. 
  3. Habría querido mantener el contacto con mis amigos.
  4. Habría querido permitirme ser feliz. 
  5. Habría querido tener el valor de vivir una vida siendo fiel a mí mismo y no la vida que otros esperaban de mí. 

Al parecer, este último fue el arrepentimiento más común de todos

  • ¿Cómo lo llevas tú? 
  • De 0 a 10, ¿Cómo de arrepentido estás AHORA, que estás vivo, respecto a todo lo que has hecho con tu Vida? 
  • ¿Y qué vas a hacer para disminuir YA MISMO tu nivel de arrepentimiento? 
  • ¿Qué necesitas perder para darte cuenta de que la Vida merece la pena vivirse ya, HOY, AHORA? 

CUENTO DE LA LENCERÍA PARA UNA OCASIÓN ESPECIAL

Te resumo un cuento indio sobre un hombre que habla con un amigo. Están en la habitación del primero, y este saca un paquetito de la cómoda y le dice, mientras lo abre, “este no es un conjunto de lencería cualquiera. Está pensado para una ocasión especial”. – “Y bien, creo que esta ocasión lo merece. Pediré a los de la funeraria que se lo pongan a mi esposa antes de prepararla para el funeral….”

En algún lugar leí una versión extendida del cuento, que explicaba lo que pasó antes de llegar a este punto. El hombre regaló la lencería a la mujer 25 años antes, y de vez en cuando le preguntaba “¿no estrenas la lencería que te regalé? ¿acaso no te gusta?”. A lo que la mujer le respondía; “al revés, cariño. Me encanta. Me parece tan bonita que la guardo para una ocasión especial….

Y bueno, como he empezado el cuento por el final, ya habrás comprendido que nunca ninguna ocasión debió parecerle a la mujer lo suficientemente especial como para estrenar la lencería. Tan especial como para disfrutarla y compartirla con su marido…

Decir que todos los días son especiales, a mí, AHORA MISMO, me parece demasiado. Lo que sí tengo claro es que debemos aprovechar más cada día. Y, ojo, que a mí me cuesta (de hecho mi hija, medio en serio medio en broma, cuando me dibuja, siempre me pinta serio, de mal humor). Pero al menos soy consciente de ello. Y los días en que estoy mal, soy consciente de ello. Y trato de ir haciendo, mejorando en esta parcela, escuchándome, permitiéndome, tratando de avanzar… Y llegará un día en que consiga sentir que todos los días son especiales.

Hasta entonces, al menos, viviré mis días malos con la conciencia de que también ese día, si yo supiera hacerlo mejor, debería ser un día especial.

El mejor momento para plantar un árbol fue hace 20 años. 

El segundo mejor momento es AHORA.

PROVERBIO ZEN

¿Y tú, a qué estás esperando para plantar tu árbol? ¿A qué estás esperando para NO tener que arrepentirte por lo que NO hiciste en tu lecho de muerte?

::: Si necesitas que te ayude a escucharte, si necesites que te ayude a dar el paso para tu Transformación, llámame :::

EJERCICIO DE REFLEXIÓN SOBRE EL ARREPENTIMIENTO

Te dejo aquí de nuevo las preguntas. Ahora que tal vez has entrado un poco en la Emoción, toma papel y lápiz, o simplemente respira y reflexiona sobre ellas, a ver a dónde te llevan:

  • De 0 a 10, ¿Cómo de arrepentido estás AHORA, que estás vivo, respecto a todo lo que has hecho con tu Vida? 
  • ¿Y qué vas a hacer para cambiarlo? 
  • ¿Qué necesitas perder para darte cuenta de que la Vida merece la pena vivirse ya? 
  • ¿Qué Creencias Limitantes te frenan para hacer un cambio, para Transformar tu Vida?
  • De 0 a 10 ¿Cuánto te impide hacer cambios en tu Vida…
    • … el Miedo al qué dirán? 
    • … el Miedo a que no te entiendan? 
    • … el Miedo a que crees que no estás capacitado para hacer un cambio?
    • … el Miedo a que no te lo mereces?
    • … el Miedo a expresar tus Emociones?
    • … el Miedo de no saber cómo reaccionará la otra persona cuando le abras tu Corazón?
    • … el Orgullo de pedir perdón?

Cuéntame. Te escucho

 

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN

Si deseas recibir en tu e-mail artículos similares a este, así como las fechas de mis charlas y minitalleres, déjame aquí tus datos: nombre, apellidos, e-mail y/o WhatsApp.

*** Prometo utilizarlo sólo para estos fines ***

(y soy de los que siempre cumplen su palabra 😉

 

1 comentario en “¿DE QUÉ TE ARREPIENTES? MEJOR ARREPENTIRSE HOY QUE EN EL LECHO DE MUERTE…”

  1. Como nadie comenta nada, me comento yo mismo 😉
    Un amigo reflexionaba por WhatsApp, al hilo del artículo que acabas de leer sobre estas líneas, que él no creía en el Arrepentimiento como herramienta para mejorar su vida. Sino más bien todo lo contrario; la educación cristiana con la que creció le trae muy malos recuerdos, y arrepentirse le sugiere de todo menos lo que yo cuento en el artículo.

    Esta ha sido mi respuesta, por si te sirve:

    Hola P., gracias como siempre por abrir una reflexión sobre los temas que se plantean en el grupo.

    Desde luego, viendo y sintiendo la palabra arrepentirse desde el prisma judeo-cristiano que hemos mamado seguramente casi el 100% de los que estamos en este grupo, es complicado que resulte útil.

    A este respecto, propongo 2 cuestiones:
    1.- Al parecer, arrepentirse, etimológicamente, viene a ser algo como “mirar al pasado por sentirse insatisfecho con él”. Fuente: http://etimologias.dechile.net/?arrepentirse. Visto así, la carga judeo-cristiana-romana-y-apostólica desaparece… al menos para mí

    2.- Como bien dices, y también nos lo mostró así Jim, cada uno, en su momento, hace lo que mejor sabe o puede. Sin embargo, si cuando algo te da pereza o miedo (ej: decirle a una chica que te gusta, decirle a tu madre que la quieres, hacer las paces con tu hermano, etc), haces el ejercicio de pensar “el día de mi muerte, si no he hecho esto, ¿me lo perdonaré?”, o “si no hago esto ahora, ¿qué me estoy perdiendo?” o “¿qué me da tanto Miedo que no doy el paso?”, creo que nuestra Vida podría mejorar.

    Yo, ahora mismo, tengo un proyecto con fecha de caducidad. Y me resulta muy útil, para hacer esas cosas que me dan Miedo, pereza, o que directamente no me gustan, el hecho de pensar que si no las hago, mi proyecto se irá al traste. Y tendré que hacer otras cosas que me gustarán aún menos.

    La idea que yo planteo es esta, el plantearse esas preguntas diariamente. Y para eso utilizo yo este estudio. Este estudio viene del estadio contrario. Del que ha dejado pasar oportunidades, no ha hecho nada, y al final se siente mal y piensa en lo que podría haber sido. Y eso es muy jodido. Sin embargo, si todos los días revisas lo que haces, y sobre todo lo que te da Miedo, esa incómoda conjugación “lo que podría haber sido”, desaparece…

    Un abrazo, y de nuevo gracias 🎈🌈

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .