Consejos

CÓMO SALIR DE LA ZONA DE CONFORT Y/O ELIMINAR CREENCIAS LIMITANTES ¿CON AFIRMACIONES POSITIVAS?

¿Vives CONFORTABLEMENTE en tu ZONA DE CONFORT? ¿O SUFRES a más no poder, pero tienes Miedo a Cambiar?

Salir de la Zona de Confort… la compleja misión de escapar de esa zona que con un nombre más falso que un duro de 4 pesetas trae a muchos por la calle de la amargura… ¿Qué interés va a tener nadie en su sano juicio de salir de un lugar con un nombre tan prometedor como “Zona de Confort”? Augura placeres tan grandiosos como la Valhalla para los Vikingos o una fiesta de Nerón para un romano o un botellón en la playa con Maluma de fondo para una adolescente del 2020… 

Si lo prefieres, puedes escuchar el artículo en iVoox.

CONTENIDO

LA ZONA DE CONFORT: MIEDO + RESISTENCIA

Ya hablé en su momento sobre ella, y compartí un vídeo esclarecedor sobre qué nos ocurre y cómo podemos salir de la Zona de Confort. También la he citado en otros artículos en mayor o menor medida, así como en publicaciones en Facebook. Pero hoy, dada las circunstancias de Confinamiento, con el Miedo, Ansiedad e Incertidumbre asociados, todo gracias al dichoso coronavirus (ese pequeño gran dictador), me parece un buen momento para retomar el espinoso asunto.

Lo cierto es que tenía pensado escribir la tercera (¿y definitiva?) parte de mi reflexión sobre la Determinación, la Actitud y el Movimiento, pero va a tener que esperar. Porque, como decía, dadas las actuales circunstancias, con las Emociones de Miedo y Ansiedad a flor de piel, mejor exploramos este temita. Que con un nombre tan agradable, suaviza y anestesia sus dañinos efectos. Zona de Confort dice… ¡no te j…!

Borja Vilaseca definía la Zona de Confort en una de sus últimas conferencias como una fusión entre Miedo y Resistencia. Tenemos un Miedo atroz a Cambiar. Un Miedo atroz a la Incertidumbre. Nos genera Ansiedad e incluso nos bloquea. El Miedo es una Emoción desagradable que nos invita a estar quietecitos donde estamos, para preservar nuestra supervivencia. Y eso está muy bien. Pero el problema viene cuando el Miedo es infundado, no es real. O se mantiene cuando la situación ya pasó hace tiempo. Ejemplos:

  • Miedo infundado: si cambio ahora de trabajo, con la edad que tengo, nadie me va a querer contratar”
    • ¿Nadie? Afortunadamente, empiezan a haber más personas que comienzan a valorar los perfiles más Seniors. Tienes mucho en contra, sí, desgraciadamente. Pero hay algo de luz al final del túnel. El que busca encuentra…
  • Miedo irreal: si dejo ahora mi trabajo, mi mujer querrá el divorcio, porque no quiere inestabilidad económica”
    • ¿Seguro? ¿Lo has hablado con ella? Igual es tu castillo mental tuyo, ¿no?. ¿Valora realmente ella más la estabilidad económica que tu felicidad y tu salud mental? Si la respuesta es sí, dale una vuelta, porque estás enfocando mal el asunto… deberías plantear antes que ésta, otra pregunta…
  • Miedo de experiencias pasadas: hace 10 años me costó 3 años encontrar un nuevo trabajo, y eso me atenaza y me impide volver a intentarlo”
    • ¿Eres la misma persona? ¿No ha evolucionado tu capacitación? ¿Los responsables de contratación de hace 10 años siguen en sus puestos? ¿Se sigue buscando el mismo perfil de persona que hace 10 años?

Respecto a la Resistencia, pues claro, es normal que esté presente en esta circunstancia. El Miedo es su abono, y la falta de pensamiento crítico, la falta de reflexión pausada y realista sobre la situación y las consecuencias de la acción, la falta de preparación, así como el inmovilismo son las que terminan de ayudar a convencernos de que más vale conocido que bueno por conocer. Pues al fin y a la postre, no hay mal que cien años dure. Y como decía el otro, más vale pájaro en mano que ciento volando

El tema de la Resistencia, como se entiende perfectamente en esta inspiradora historia que te comparto a continuación, tiene mucho que ver con:

  • patrones aprendidos (revisa el refranero del párrafo anterior… ¿creciste con él como catecismo machacante, no?)
  • la incapacidad de creer más allá de lo que somos capaces de ver
  • la falta de confianza en el Universo (lo que quiera que sea eso)
  • que creemos saberlo todo (nosotros, la ciencia o Google)
  • que no creemos que existan cosas más allá de nuestro entendimiento… o con todo lo contrario; que sólo existe y es cierto lo que veo en la tele, en los medios de información oficiales

Ya puestos, todos estos son otros temas a revisar…

La falta de pensamiento crítico, la falta de reflexión pausada y realista sobre la situación y las consecuencias de la acción, la falta de preparación, así como el inmovilismo son las que terminan de ayudar a convencernos de que más vale conocido que bueno por conocer.

LAS CREENCIAS LIMITANTES

No creo que sea necesario entrar muy en profundidad con esto, pero supongo que a estas alturas de la película todos tenemos claro que vivimos muy encorsetados por el tema de las dichosas Creencias Limitantes.

De pequeñitos somos muy moldeables. En la Vida y en la Universidad hay cursos para todo, menos para ser padres. Bueno, para ser justos, había,porque ahora algo sí hay. Se pasan horas y horas en la preparación al parto de la mujer, que me parece muy bien. Pero lo que viene después, que es fundamental, para eso no nos prepara nadie. Y no quiero ni pensar lo que era en la generación anterior. Y en la anterior. Y….

De modo que todos los que tienen la capacidad y la inquietud de leer estas líneas, seguramente estemos modelados a nivel de Creencias por unos padres que lo hicieron lo mejor que pudieron y/o supieron. Que no fueron conscientes de la importancia de ciertas comunicaciones con sus hijos. Y que, de una u otra manera, nos inculcaron Creencias Limitantes. Y ojo, que yo, sabiéndolo, seguro que la estoy cagando a mil con mi hija… Y eso que procuro ser lo más consciente posible… Leo, me formo al respecto, pero aún así, es inevitable no hacerlo perfecto…

Pero bueno, que lo dicho, que todos vamos por la Vida con Creencias Limitantes. Creencias que nos hacen pensar que la Vida es de una forma, pero no de otra. Porque nuestros padres tenían unas expectativas que no queremos defraudar. Porque en la familia las cosas siempre se han hecho así. Porque la Sociedad dice que esto está bien y aquello está mal. Porque los sabios consejos de tus mayores te dicen que eso no te beneficia… Creencias, Creencias y más Creencias que nos limitan, que NO nos permiten vivir nuestra Vida al 100% y disfrutar y ofrecer al mundo todo nuestro potencial.

Y sobre Creencias va la siguiente historia… deseo de corazón que te inspire…

Todos vamos por la Vida con Creencias Limitantes. Creencias que nos hacen pensar que la Vida es de una forma, pero no de otra

HISTORIA INSPIRACIONAL: DIÁLOGO ENTRE 2 BEBÉS DENTRO DEL VIENTRE MATERNO

En el vientre de una mujer embarazada estaban dos criaturas conversando cuando una le preguntó a la otra:

– ¿Crees en la vida después del nacimiento?

La respuesta fue inmediata:

– Claro que sí. Algo tiene que haber después del nacimiento. Tal vez estemos aquí principalmente porque precisamos prepararnos para lo que seremos más tarde.

– Bobadas, no hay vida después del nacimiento! ¿Cómo sería esa vida?

– Yo no sé exactamente, pero ciertamente habrá más luz que aquí. Tal vez caminemos con nuestros propios pies y comamos con la boca.

– ¡Eso es un absurdo! Caminar es imposible. ¿Y comer con la boca? ¡Es totalmente ridículo! El cordón umbilical es lo que nos alimenta. Yo solamente digo una cosa: la vida después del nacimiento es una hipótesis definitivamente excluida; el cordón umbilical es muy corto.

– En verdad, creo que ciertamente habrá algo. Tal vez sea apenas un poco diferente de lo que estamos habituados a tener aquí.

– Pero nadie vino de allá, nadie volvió después del nacimiento. El parto apenas encierra la vida. Vida que, a final de cuentas, es nada más que una angustia prolongada en esta absoluta oscuridad.

– Bueno, yo no sé exactamente cómo será después del nacimiento, pero, con certeza, veremos a mamá y ella cuidará de nosotros.

– ¿Mamá? ¿Tú crees en la mamá? ¿Y dónde supuestamente ella estaría?

– ¿Dónde? ¡En todo alrededor nuestro! En ella y a través de ella vivimos. Sin ella todo eso no existiría.

– ¡Yo no creo! Yo nunca vi ninguna mamá, lo que comprueba que mamá no existe.

– Bueno, pero, a veces, cuando estamos en silencio, puedes oírla cantando, o sientes cómo ella acaricia nuestro mundo. ¿Sabes qué? Pienso, entonces, que la Vida real sólo nos espera y que, ahora, apenas estamos preparándonos para ella…

(Anónimo)

UNA PREGUNTA PARA HORADAR EN LA HERIDA

Si estás feliz viviendo en tu Zona de Confort, mejor no sigas leyendo. Porque esta pregunta que te planteo a continuación te va a hacer pupa…

¿Si te concedieran el deseo de cambiar alguna circunstancia de tu Vida AHORA MISMO, lo solicitarías? Me refiero a si pudieras tener una pareja mejor, un trabajo mejor, un grupo de amigos mejor, etc…

Vale, los genios de la lámpara no existen (¿o sí? Pregunta a Joe Dispenza… ). Así que reformulo… 

  • ¿Por qué narices sigues manteniendo una relación de pareja que no te aporta nada (o bueno, que incluso te resta)
  • ¿Por qué sigues en un trabajo que te genera ansiedad, estrés, problemas de salud y en el que nadie te respeta ni te valora y que además tampoco te nutre ni profesional ni personalmente?
  • ¿Por qué sigues aguantando a esas personas a las que llamas amigos que ni cuentan contigo para hacer planes, ni tú puedes contar con ellos cuando los necesitas, pero que siguen ahí en tu agenda?

¿Qué te impide hacer un cambio en alguna de esas áreas tan vitales de tu Vida? ¿Seguro que no hay ninguna alternativa?

Te lo vuelvo a repetir, para que veas que te he escuchado, pero no te he creído… Que has respondido muy rápido, casi sin pensarlo…

¿Qué te impide hacer un cambio en alguna de esas áreas tan vitales de tu Vida? ¿Seguro que no hay ninguna alternativa? 

Esta vez sé sincero. Te invito a que abras tu mente. Infórmate de los posibles escenarios que se generarán si das el paso. Piensa soluciones para cada escenario. Piensa que hay un genio de la lámpara que te puede conceder el primer paso para que haya un Cambio. Piensa en ese primer paso imposible que tienes que dar. Y piensa que sólo se vive una vez… (para mí esto esto es así, pero siempre ayuda a pensar tener un poquito de presión, je, je)

La Vida, afortunadamente, creó su contrario, la Muerte. Y lo hizo no por capricho, sino para que la valorásemos en su justa medida. A mí, en diferentes etapas de mi Vida, la muerte de ciertas personas (y no necesariamente de mi círculo cercano) me han afectado y me han dado qué pensar y me han ayudado a revisar mi Vida y mis prioridades. Y conocerás personas (o lo habrás visto en alguna peli, libro o te habrán dicho de alguien) a las que una grave enfermedad, o haber superado una situación especialmente compleja, les ha llevado a revisar su forma de Vida y a hacer Cambios en ella. 

Sí, Cambios que antes del asunto en cuestión les parecían imposibles. Cambios que les parecía que estaban sólo al alcance del Genio de la Lámpara…

La Vida, afortunadamente, creó su contrario, la Muerte. Y lo hizo no por capricho, sino para que la valorásemos en su justa medida.

¿ES POSIBLE EL CAMBIO CON AFIRMACIONES POSITIVAS?

La Mente, ciertamente, es muy poderosa. Pero tiene un problemilla, y es que el 90-95% del tiempo (aproximadamente) funciona en automático. Y si a eso le añadimos que ya desde pequeñitos nos la condicionan con las citadas Creencias Limitantes, pues ya tenemos montado el “pastel” (de 4 o 5 pisos)… con bonitas filigranas decorándolo y figurita en el piso superior… figurita con nuestra morfología en pequeñito y nuestro careto, sujetando con los brazos en alto un cartelito que en letra grande dice “Yo no merezco más” o “Yo no puedo” o algún otro mensaje tan empoderador o tan útil o incluso más…

Ante esto podemos hacer muchas cosas. Ya he hablado de bastantes posibilidades en este blog, así que no las repetiré para no pecar de pesado. Pero hay una que me llegó ayer mismo y que me gustó mucho. Y aún la tengo que poner en práctica. Pero por si acaso resulta útil, te la voy compartiendo.

Según Christie Marie Sheldon deberíamos dejar de utilizar las tan extendidas Afirmaciones Positivas y sustituirlas por las Preguntas Idealistas.

No sé si alguna vez has trabajado con las Afirmaciones Positivas. Pero suele pasar algo parecido a lo siguiente. Trabajo con la Afirmación “Soy el mejor Terapetua de Vitoria”, y mi Mente, que es muy potente y muy inconsciente, se dedica a boicotearme con perlas tipo “cómo te atreves a autoproclamarte como el mejor Profesional de Terapias Naturales de Vitoria si al Cliente que vino ayer le dejaste marchar peor de lo que vino” o con otro misil del calibre “tú estás tarao, ¿no?, el mejor Terapeuta de Vitoria dices… ¿pero tú has comparado tu curriculum con el Terapeuta Curro Y Culum Donor”. Etc. Así hasta aburrir de boicots…Autoboicots. Somos especialistas en esto….

Pues bien, para que eso no ocurra, la citada Christie Marie Sheldon le ha dado la vuelta al asunto y ha aprovechado la potencia del Subconsciente para que trabaje a nuestro favor. Y a eso lo ha llamado Pregunta Idealista. Que no es otra cosa que una pregunta formulada a partir de una Afirmación Positiva, lo que obliga a poner a trabajar a nuestro Subconsciente para encontrar la respuesta. 

Así, la Afirmación Positiva arriba comentada, en formato Pregunta Idealista, pasaría a ser: “¿Por qué soy el mejor Terapeuta de Vitoria?”. Ya ves que sólo añado 2 palabritas y cambio la enunciación por la interrogación. Pero el efecto en el cerebro es brutalmente diferente. En vez de ponerse a machacarme, a autosabotearme, pone toda la maquinaria y potencial en marcha para ayudarme a encontrar la respuesta, a decirme lo que tengo que hacer para lograrlo.

Pregunta Idealista. Que no es otra cosa que una pregunta formulada a partir de una Afirmación Positiva, lo que obliga a poner a trabajar a nuestro Subconsciente para encontrar la respuesta. 

¿Cuál es tu Pregunta Idealista? Plantéatela y me cuentas. Me encantará saber cómo te ha ido con este pequeño Cambio.

 

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN

Si deseas recibir en tu e-mail artículos similares a este, así como las fechas de mis charlas y minitalleres, déjame aquí tus datos: nombre, apellidos, e-mail y/o WhatsApp.

*** Prometo utilizarlo sólo para estos fines ***

(y soy de los que siempre cumplen su palabra 😉

 

1 comentario en “CÓMO SALIR DE LA ZONA DE CONFORT Y/O ELIMINAR CREENCIAS LIMITANTES ¿CON AFIRMACIONES POSITIVAS?”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .