Reflexiones

La Relación entre Actitud y Movimiento

La Actitud ante la Vida que muestra la chica de la fotografía es la clave de Éxito para conseguir tener una Vida Plena
Tu Actitud ante la Vida. De esto va el asunto…

“Creo que toleramos cosas que son intolerables, pero las toleramos porque pensamos que somos así y nos hemos acostumbrado a verlo así. Tengo la ilusión de que en este sencillo viaje que hagamos juntos (en la conferencia de hoy) descubramos que no es así. Que eso que te parece que es inherente a tu persona, que penetra en cada dimensión de ti y que se expresa en distintas cosas, que no te gusta; te des cuenta de que eso no es parte de quien eres, sino de cómo estás actuando sin saber que lo haces” 

Dr. Mario Alonso Puig
Conferencia “La Vida desea que seas Feliz”

Como indica el título, hoy hablaremos de Actitud. Este es el menú del día, por si quieres echarle un ojo antes de seguir leyendo:

(si lo prefieres, puedes escucharlo en mi canal de iVoox “Surfeando la Vida”)

CONTENIDO

REFLEXIONES SOBRE LA ACTITUD

Mario Alonso Puig (Neurólogo)

“… eso no es parte de quien eres, sino de cómo estás actuando sin saber lo que haces”Me impactó notablemente que Mario Alonso Puig, este Neurólogo al que admiro tanto por sus conocimientos como por su destreza como comunicador y conferenciante, utilizase esta frase al hablar de Vida y Felicidad. Me hizo especial ilusión que esto fuese así, porque coincide con las bases de mi trabajo de la Integración Somato-Energética y el Masaje o Terapia de Polaridad. Trabajo con la Consciencia Corporal y el Gesto, la Forma Corporal, el Comportamiento y las Emociones. Y es que precisamente la Forma Corporal y el Comportamiento tienen un gran poder sobre la Actitud ante la vida, sobre cómo afrontamos lo que nos pasa. Luego lo veremos. 

Pero antes de entrar en este punto que relaciona Acción, Emoción y Actitud, profundicemos ligeramente sobre el tema de la Actitud.

La Forma Corporal y el Comportamiento tienen un gran poder sobre la Actitud ante la vida

Viktor Küppers y el Valor de una Persona (Pensamiento Positivo)

Reflexionaba Viktor Küppers, postulante de la corriente de Pensamiento Positivo, en uno de sus vídeos más famosos, sobre cómo se mide el Valor de una Persona (VP). Y proponía esta Fórmula:

Valor de una Persona = (Conocimiento + Habilidad ) x Actitud

Como se ve claramente, el Conocimiento y la Habilidad suman, pero la Actitud multiplica. Es decir, la persona con más Conocimiento y Habilidad del mundo, si no tiene Actitud Positiva, no le valdrá de nada, y su Valor como Persona será de 0.

Sin embargo, alguien con los Conocimientos y Habilidades básicas (peladas, como diría el genial Küppers), pero con mucha Actitud, tendrá un gran Valor, y la capacidad de comerse el mundo y ponérselo por montera…

La Actitud en la elección de candidatos en AMEX (procesos de selección de personal)

Por dar una pincelada más sobre la importancia de la Actitud, cambio de tercio, para que se vea que la importancia de la Actitud es tan fundamental como señalaba Küppers en su fórmula. Leí antes del cambio de siglo (quiero decir, que hace tanto tiempo que no me acuerdo del autor ni el título del libro…) que el entonces dueño de AMEX, tras más de 10.000 entrevistas de trabajo, estableció un orden prioritario para las 6 cualidades que indicaré a continuación en un proceso de selección a la hora de elegir al candidato ideal. Te invito a que antes de seguir leyendo, las trates de ordenar de más a menos relevante a tu juicio, a ver si coincides con él. Son éstas; Experiencia, Honestidad, Actitud, Capacidad de Aprendizaje, Aptitud, Conocimiento.

No hagas trampas… Piénsalo 15 segundos… y luego ya sigue leyendo.

Este era su orden ideal:

1.- Honestidad: ¿sorprendido de que sea la primera? ¿En qué lugar la habías colocado tú? Mira a ver si compartes esta reflexión… ¿de qué me sirve contratar a la persona más brillante del mundo si no es Honesta y buena gente? ¿si no puedo confiar en ella?

2.- Actitud: ahora que ya tengo una persona Honesta, ¿dónde llegaré con ella si no tiene ganas de comerse el mundo?

3.- Aptitud: bien, ya tengo un candidato Honesto y con Actitud. Será necesario que disponga de las Aptitudes mínimas que requiere el puesto

4.- Conocimiento: candidato Honesto, con Actitud, Apto… uhm… buen combo, pero, y si no tiene los Conocimientos suficientes para desempeñar el puesto adecuadamente, ¿de qué me servirá?

5.- Capacidad de Aprendizaje: mi potencial nuevo colaborador es Honesto, con Actitud, Apto y con Conocimientos… Pero si no tiene Capacidad de seguir Aprendiendo, pronto se quedará obsoleto y tendré que despedirlo porque no podrá seguir el ritmo de este entorno tan cambiante. De este entorno VUCA: Volátil, Incierto, Cambiante y Ambigüo

6.- Experiencia: llegados a este punto, si además de todo lo anterior, tiene Experiencia en el puesto, ya sería estupendo…

Y no lo digo yo. Ya he dicho de quién es esta clasificación. Parece que choca un poco con algunos procesos de selección, donde el primer requisito es “5 años de experiencia en el puesto”

Chascarrillos aparte, una vez que la persona es Honesta, el siguiente valor fundamental es la Actitud de la persona. Nuevamente vemos que la Actitud es un “must”, como dicen los modernos.

Jim Feil y Stanley Keleman

Y ahora abro un pequeño paréntesis, dejo la Actitud de lado un momento y paso a hablar del mundo Somato-Emocional, el mundo en el que Cuerpo y Emociones van de la mano. Nos comentaba Jim Feil, mi Maestro de Masaje o Terapia de Polaridad e Integración Somato-Energética, alumno durante más de 30 años de Stanley Keleman, el padre de la Psicologia Formativa, que cuando Keleman preguntaba cómo estás y alguien le empezaba a contar su problemática le venía a decir algo así; “no me interesan tus palabras, muéstrame lo que te he preguntado: muéstrame cómo estás, cómo te sientes”. Y cuando se refería al “cómo”, se refería a que el interlocutor se lo mostrase con gestos, no con palabras. 

Así que el Sr. Puig y el Sr. Keleman coinciden en que el cómo haces las cosas es importante. Y, créeme, por lo que veo en consulta diariamente, hacemos la mayor parte de las cosas inconscientemente… Y ahora comprobaremos que el cómo hacemos las cosas y la Actitud tienen una estrecha y poderosa relación que se aprovecha más bien poco.

El cómo hacemos las cosas y la Actitud tienen una estrecha y poderosa relación que se aprovecha más bien poco.

LA ACTITUD Y EL GESTO CORPORAL

Gestionar el Movimiento es más sencillo que modificar un Pensamiento o un Sentimiento 

En mi manera de trabajar, con la Integración Somato-Energética, la Actitud tiene mucho que ver con el “Cómo”, con la manera de moverme, de gesticular, con la manera de hacer las cosas. En definitiva, la Actitud tiene mucho que ver con mi Acción y Comportamiento, entendiendo la Acción como un movimiento concreto y el Comportamiento como el conjunto de Acciones, como el conjunto de movimientos sencillos que dan lugar a uno más completo y complejo

El que estas líneas escribe, comentaba recientemente en respuesta a una publicación de Teresa Viejo en LinkedIn, en la que hablaba sobre las Creencias, algo así; para cambiar nuestras creencias es fundamental querer cambiarlas, darnos cuenta de que ya no nos sirven. Pero más allá de querer cambiar nuestros Pensamientos o nuestros Sentimientos para cambiar nuestras Creencias, considero más importante cambiar nuestro Comportamiento, nuestras Acciones, nuestra forma de responder a lo que nos ocurre. Porque es más sencillo cambiar un Gesto, una Acción Muscular, que un Sentimiento o un Pensamiento. 

Entonces preguntarás, ¿el Cómo yo me mueva va a poder cambiar mi Sentimiento o mi Pensamiento?.

Definitivamente sí.

Lo repito… El Cómo yo me mueva va a poder cambiar mi Sentimiento o mi Pensamiento.

Y por si aún no lo has respirado e integrado del todo, te lo repito. Léélo palabra por palabra y trata de interiorizarlo…: el Cómo yo me mueva va a poder cambiar mi Sentimiento o mi Pensamiento.

Y es que, de hecho, este es el verdadero poder de la Integración Somato-Energética, que desde el Movimiento, que es accesible y modificable para casi cualquier ser humano (tetrapléjicos, personas en coma, etc… al margen), se puede afectar y moldear el Sentimiento y el Pensamiento. Creo que la ventaja que plantea esta propuesta es evidente, pues ¿Cuántas personas conoces en el mundo que sean capaces de modificar a voluntad su Sentimiento y su Pensamiento? (ej: pasar de estar triste a alegre en 5 segundos). Y sin embargo, casi todas las personas que conozcas tienen control voluntario del 100% sobre sus Movimientos, tanto en amplitud, velocidad como intensidad de los mismos.  

Estamos controlados por el Inconsciente

Esta dificultad que tenemos de modificar a voluntad el Pensamiento y el Sentimiento, es, entre otras, la razón por la que el Pensamiento Positivo, el formular y repetir Afirmaciones empoderantes, no siempre funciona. Porque con el Pensamiento Positivo, con la repetición de Afirmaciones, sólo afectamos a la parte Consciente del Cerebro, que gestiona sólo 40 impulsos por segundo, mientras que la Inconsciente gestiona veinte millones de impulsos nerviosos por segundo, tal como señala Ricardo Eiriz en su libro “Método INTEGRA”. Es decir, el 95% de lo que hacemos es Inconsciente. Por eso, un día de mucho estrés, en el que nos esperan reuniones, llamadas y decisiones importantes en el trabajo, tal vez lleguemos a la oficina y no seamos conscientes, ni de habernos duchado, ni de haber desayunado ni de haber conducido hasta la oficina… Esto es así porque el Inconsciente tomó el poder para hacer todo eso, que es mecánico y repetitivo, mientras el Consciente estaba atareado creando estrategias para lidiar con todo lo que nos venía encima…

Y como más vale una imagen que mil palabras, y una Sensación que una explicación teórica, aquí te dejo un sencillo ejercicio para que compruebes lo que acabo de explicar. Para que no se quede simplemente en una interesante, atractiva pero poco útil teoría.

Y para que una vez lo hayas interiorizado, sigas utilizando el poder y las ventajas del Movimiento como herramienta para llevar una Vida Plena.

Porque es más sencillo cambiar un Gesto, una Acción Muscular que un Sentimiento o un Pensamiento

EJERCICIO: SACANDO LA ACTITUD A PASEAR

Más concretamente, sacaremos la Determinación a pasear. Sobre ella hablaré en el próximo artículo. Pero hoy no quería dejar este artículo en meras palabras. Quería llevarlo a los hechos. Hacerte sentir los hechos. Así que te propongo el siguiente ejercicio; sacar tu Determinación a pasear.

Independientemente de tu estado de ánimo, el próximo día que salgas a dar una vuelta a la calle tú solo (o ahora mismo, claro ;-)) , o bien a hacer un recado a un sitio que esté al menos a 10 minutos andando, prueba a hacer lo siguiente, a ver qué ocurre. Adopta una postura, físicamente, quiero decir, de total Determinación a conseguir lo que te propongas. Si tienes algo que te ronde la cabeza, pues eso. Si no, simplemente, sal a caminar con Determinación, a decirle al mundo “aquí estoy yo”. Para mí, cuando camino con Determinación, ocurre algo así:

  • Mentón alto, mirada al frente, enfocando objetos que estén a 50 o 100 metros
  • Paso firme, a un ritmo bueno pero sin ir con la lengua fuera, sintiendo que piso con energía, sintiendo el suelo, sintiendo cómo se pegan y despegan del pavimento las suelas de tus zapatos (elige uno que sea cómodo)
  • Respirando largo, tomando aire por la nariz, lenta y profundamente, de lo más abajo que puedo (estómago), acabando por llenar la parte superior de los pulmones, sintiendo cómo se hincha mi caja torácica. Como si llevase un traje de Superman y quisiera reventar el traje por la parte del logotipo de la “S” que hay en el pecho, utilizando solamente mi respiración
  • Sintiendo cómo se mueven los brazos a ritmo, con una dirección clara. Sintiendo también mis manos
  • Te recomiendo que no lleves ni mochila a la espalda ni nada en las manos (bolsas o cualquier otra cosa)
  • Un truco que puedes hacer para ayudarte con este ejercicio sobre Actitud / Determinación: ponerte ropa ceñida o tu ropa favorita (que sea cómoda, claro). Aquella que te haga sentir ganador, invencible. A mí la ropa ceñida me hace sentir seguro, por eso lo digo. Es un rollo psicológico que a mí me funciona… Tú utiliza el tuyo, claro.
  • Y otro truco más; si ves que te va a resultar muy complicado hacer este ejercicio, porque te cuesta poner en práctica este tipo de propuestas, o porque estás muy, muy bajo de ánimo y tienes la energía por los suelos, ponte los cascos, sube un poquito el volumen (ojitooooo, que los tímpanos no se reparan en el taller si se rompen…) y dale al Play para escuchar esta música épica.

El Objetivo de este ejercicio es que camines Consciente, sintiendo el Cuerpo, todas sus partes, su movimiento, tomando mentalmente notas de las Sensaciones que te invaden al moverte así. Verificar si producen algún tipo de cambio en ti, a nivel Emocional.

Y si aceptas el reto, me cuentas abajo en los comentarios cómo te ha ido. Me cuentas si has experimentado el poder del “Cómo”.

 

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN

Si deseas recibir en tu e-mail artículos similares a este, así como las fechas de mis charlas y minitalleres, déjame aquí tus datos: nombre, apellidos, e-mail y/o WhatsApp.

*** Prometo utilizarlo sólo para estos fines ***

(y soy de los que siempre cumplen su palabra 😉

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .