Reflexiones

Psicólogo, Coach o Facilitador de la Integración Somato-Emocional

persona con un hilo saliendo de la boca, como paralelismo con el tratamiento con un psicólogo y la terapia verbal

¿Sabes que tu Cuerpo te habla? Lo que posiblemente ocurra es que no estás acostumbrado a escucharlo… Decía Eric Rolf en su libro “La Medicina del Alma”:

“La vida nos habla en susurros, si no podemos escuchar nos habla más alto. Si aún no podemos o sabemos entender o no queremos escuchar, nos sigue hablando más y más alto hasta que nos da un grito. Ese grito es el dolor, la enfermedad o el accidente.” 

Si no deseas que el Cuerpo te grite, o deseas que deje de hacerlo, porque te está gritando y “dejando sordo”, te invito a que sigas leyendo. Pues yo te puedo ayudar a que lo escuches.

Y si te apetece saber más sobre este tema de la Integración entre Cuerpo y Emociones, pero no deseas seguir leyendo, puedes escuchar este artículo siguiendo este link a mi canal en iVoox “Surfeando la Vida”.

CONTENIDOS DE ESTE ARTÍCULO:

PRESENTACIÓN

Me llamo Fernando González de Zárate Alonso, soy de Vitoria, lugar en el que resido y trabajo y ayudo a las personas que acuden a mí a:

  • gestionar su Estrés
  • convivir y gestionar sus Emociones
  • tomar Decisiones complicadas
  • o resolver Conflictos

En definitiva, utilizo Terapias Naturales No Sanitarias para ayudarlas a afrontar con garantía los retos que les presenta la Vida. O simplemente a relajarse y rehabitar el Cuerpo con un masaje de Polaridad (el Dr. Stone, su creador, lo bautizó como Terapia de Polaridad, que nada tiene que ver con el hecho de ser bipolar o no). El caso es que este integrador masaje que tiene efectos más allá del tradicional masaje de relajación y bienestar de toda la Vida…

Antes de continuar, me parece importante dejar claro que no soy Psicólogo, ni Coach, ni doy consejos. Sino que ayudo a las personas a escuchar su parte inconsciente y a construir nuevas respuestas para encarar la Vida. Y lo hago a través del movimiento y el masaje consciente.

Bien, te empiezo contando si te parece, lo que no soy o no hago y por qué. Como te decía, no soy Psicólogo ni Coach. Ni doy consejos, puesto que lo que a mí me vale, raramente valdrá a otra persona. ¿Por qué? Porque mi forma de ser, mis experiencias y aprendizajes, así como mis habilidades, es complicado que coincidan con los de otra persona. Por lo que los consejos bienintencionados, a mi modo de ver, más que ayudar, normalmente entorpecen el proceso de mejora de la otra persona, porque si requieren que se enfrente a sus miedos o debilidades (lo que se llama salir de la zona de confort), la persona los sentirá como un reto adicional al que ya traía… así que en vez de ayudar, el hecho de ofrecer consejos estaría echando más leña a la hoguera…

MASAJE DE POLARIDAD

Y ahora ya te paso a contar lo que hago

Ofrezco principalmente 2 maneras de trabajo que pueden hacerse por separado o combinarse. Según la necesidad, objetivos o preferencias de la Persona.

Como te decía, por un lado trabajo con el Masaje o Terapia de Polaridad del Dr. Stone. En sesiones de 1 hora, con la persona vestida, trato cabeza, cuello, hombros, brazos, manos, cadera, piernas y pies y ayudo a la persona a disolver el estrés, sentir ligereza, conectar con su Cuerpo y su bienestar. Aunque pueda parecer increíble que con un masaje vestido, sin aceite y sin masajear la espalda, una persona se pueda relajar, obtengo muy buenos resultados. Esto ocurre porque combino toques físicos (el masaje de toda la vida) con otros energéticos (más sutiles, que no se ven, pero que tienen su efecto sobre el sistema nervioso simpático, sistema que está activado al 100% en caso de stress) de manera que hago un trabajo más completo que con el masaje tradicional, teniendo un efecto más profundo sobre el Cuerpo.

Estos toques energéticos funcionan incluso aunque la persona no crea en ellos, porque el Cuerpo tiene sus propios planes y maneras de funcionar.

INTEGRACIÓN SOMATO-EMOCIONAL

Si la persona lo desea, también la puedo acompañar con un trabajo más profundo y personal, ayudándola a explorar su mundo Emocional.

En tal caso compagino este Masaje de Polaridad con otra Terapia Natural y me apoyo mucho en las bases de trabajo sentadas por Stanley Keleman, padre de la Psicología Somática. Utilizo como punto de partida el hecho de que las Emociones quedan ancladas en los músculos, en la memoria celular, lo cuál nos influye en nuestros comportamientos, en cómo nos desenvolvemos. De ahí que arrastremos patrones repetitivos de comportamiento que nos traen siempre la misma y desesperante respuesta de la Vida. (Ej: siempre reacciono con ira a las críticas constructivas, nunca consigo sentirme integrado en los nuevos grupos de los que formo parte, contacto con la tristeza habitualmente y de manera muy rápida y me hundo ahí varios días, etc)

el puño cerrado, tu cuerpo, tiene un mensaje para ti. Descúbrelo y acláralo y forma nuevas respuestas útiles para tu Vida

Trabajo en sesiones individuales de 1 hora, en las que ayudo a la persona a escucharse a sí misma a través de su movimiento. El movimiento realizado de manera muuuuy lenta y consciente, le puede traer respuestas, le puede permitir contactar con sus recursos internos (recursos que a veces ni recuerda o ni sabe que dispone de ellos) y, sobre todo, ayudo a que construya nuevas maneras de comportarse ante los retos que nos trae la Vida, para que deje de utilizar aquellas que le funcionaron en el pasado pero que ya no le son útiles. Es un proceso en el que la persona está plenamente Consciente (no es una Hipnosis) y que nos da acceso a la información que contiene el Inconsciente. Y la herramienta que utilizo para ello es la Integración Somato-Emocional, que en ocasiones combino el Masaje o Terapia de Polaridad, ya que en muchas ocasiones ayuda a consolidar lo trabajado mediante la primera técnica.

EJEMPLO ILUSTRATIVO DE UN TEMA TRABAJADO CON INTEGRACIÓN SOMATO-EMOCIONAL

Te dejo un ejemplo de cómo trabajo con la Integración Somato-Emocional, para ver si te ayuda a comprenderla mejor: una persona me está explicando una situación de fuerte discusión con su pareja. En un determinado momento dice, señalando acusadoramente con el dedo: “porque claro, tú tienes la culpa de todo”.

En ese momento, en vez de hacer una pregunta mental, como tal vez pudiera hacer un coach: “¿la culpa de todo, absolutamente todo? ¿te parece justo responsabilizarle de todo? ¿no tienes tú algo de responsabilidad en todo este asunto?, piénsalo”, le propongo sentir el gesto. Le invito a que muuuuy lentamente haga el gesto. Sin pensar. Sólo sintiendo. Y si he acertado con el gesto (no siempre lo hago), la persona entrará en un proceso de diálogo interno muy potente y real. Muy útil, porque será su Inconsciente, y no su mente racional, la que le esté hablando.

En ese diálogo que se abre somáticamente y de manera totalmente espontánea, sin hipnosis ni cualquier otro tipo de sugestión por mi parte, pueden aparecer Emociones, pueden aparecer eventos del pasado que crearon esa manera de reaccionar (por ejemplo, un recuerdo de infancia), puede que conecte con su niño interior, etc… Y claro, todo ello sin perder el control, sin entrar en catarsis. Siempre bajo control y con la intención de escucharse, de investigar qué hay de fondo y finalmente con el objetivo de construir nuevas respuestas para futuras ocasiones. Todo ello, claro, tomando como base el sentir más profundo de la persona, su sabiduría y recursos internos, sin consejos, pautas, directrices ni apenas palabras por mi parte.

La persona entrará en un proceso de diálogo interno muy potente y real. Muy útil, porque será su Inconsciente, y no su mente racional, la que le esté hablando.

Si la persona ya está trabajada, es decir, si tiene consciencia sobre su Cuerpo y de una u otra manera suele comunicarse con él, resulta más sencillo. Pero también he obtenido buenos resultados con personas que tocaban estos temas de la Consciencia Corporal por primera vez.

REFLEXIÓN FINAL

Todo esto que te cuento puede parecer magia o una locura, pero es real, porque yo lo he vivido muchas veces durante mi Formación con Jim Feil (alumno directo de Stanley Keleman y el Dr. Stone) y también fuera de ella. Por eso he decidido que esto es lo más útil que tengo ahora mismo para ofrecer al mundo, para aportar mi granito de arena a esta sociedad, que por momentos sí que parece que esté más loca que cuerda…

No te aburro más… Gracias por escucharme hasta aquí, y si quieres más información (sin compromiso, ¡por supuesto!) o comprobar por ti mismo lo que te cuento, te dejo aquí mis datos de contacto.

Y me despido con esta bonita y sencilla reflexión que tal vez ya hayas escuchado, puesto que no es mía: “puedo tratar de explicarte durante horas a qué sabe una manzana. Pero si le das un mordisco, saldrás de dudas en unos segundos…”

Y poco más tengo que decir… así que: ¡Hasta cuando quieras!

 

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN

Si deseas recibir en tu e-mail artículos similares a este, así como las fechas de mis charlas y minitalleres, déjame aquí tus datos: nombre, apellidos, e-mail y/o WhatsApp.

*** Prometo utilizarlo sólo para estos fines ***

(y soy de los que siempre cumplen su palabra 😉

 

1 comentario en “Psicólogo, Coach o Facilitador de la Integración Somato-Emocional”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.