Emociones, Talleres y Charlas

Dudas resueltas sobre la Charla-Taller “Cómo Gestionar las Emociones para que NO nos desborden”

Fotografía de persona pensativa que representa las Dudas sobre la Charla Cómo Gestionar las Emociones para que NO nos desborden

Hoy os dejo en el Blog las respuestas a algunas dudas que surgieron en la Charla – Taller “Cómo Gestionar las Emociones para que NO nos desborden” que el pasado 4 de Octubre ofrecí en Ascudean:

  • “Me han resultado insuficientes las indicaciones para ESCUCHAR MI CUERPO”

    • En el audio que podrás descargar en el mail que te mandé, volverás a encontrar instrucciones para hacer el ejercicio. Simplemente se trata de poner consciencia en el Cuerpo, escucharlo. Con Práctica, comprenderás lo que te quiere decir. Es un trabajo de fondo, de largo plazo 😉
  • “Me han faltado pistas para aprender a “PARAR” para escuchar y “CUÁNDO” parar para trabajar el GRADIENTE DE ACCIÓN”

    Fotografía de un puño cerrado, símbolo de la Emoción de Ira, Enojo, Enfado, considerada como una Emoción Negativa, aunque no lo es
    Puño cerrado, clara muestra de energía, enfado, ira, lucha…
    • El Gradiente de Acción es el Concepto. Es la idea de que las Emociones no se forman “de repente”, sino que se forman gradualmente (a veces en milésimas de segundo y a veces en minutos, pero siempre hay pasos intermedios). Y si estamos atentos, si somos conscientes de nuestro Cuerpo, sentiremos cuándo y cómo se forman, es entonces cuando las podemos parar, símplemente escuchando su mensaje. Ya que como dijimos, la Emoción, a diferencia del Sentimiento, es efímera, y una vez que nos da su mensaje, si lo escuchamos, desaparecerá.
    • Precisamente, ayer mismo me pasó lo siguiente: hablando con una persona, algo de lo que me dijo me afectó, se me puso “dolor” de tripa, la cabeza empezó a darle vueltas al asunto… en cuanto tuve un momento de calma, no le dejé seguir creciendo (Gradiente de Acción); respiré, me escuché, garabateé una hoja tal como os expliqué y exploté un globo… y en un rato, toda esa molestia en el estómago se diluyó. Comprendí su mensaje, lo asimilé y me puse manos a la obra para ponerle solución. Es así de fácil y así de complejo.
  • “Me ha faltado el tema de DOMINAR LA MENTE y lo que hay en el inconsciente”

    • Dominar la mente… eso es luchar contra ella, que, como ya dijimos, no es la estrategia más adecuada. Escuchar, remar a favor, es la propuesta que os hice. Son los 3 ejercicios que os propuse al final, y que os envié por e-mail. Ya sé que “respirar” parece una tontería. Como seres humanos, nos gustan las cosas complejas. Sin embargo, lo simple, es muy poderoso. Yo me dedico todos los días por la mañana 30 minutos a mí mismo. A respirar, a hacer algo de ejercicio, a estar tranquilo… No soy un maestro zen, y no consigo dominar o poner la mente en blanco. Pero el hacer esto diariamente me permite ir por la vida con un nivel de consciencia que me aporta serenidad para afrontarla de una manera “no reactiva”. Fluyo con ella (habitualmente, claro. Tengo mis “momentos”… 😉 Pero, normalmente, esos “momentos” ocurren cuando no estoy consciente y sereno…

Ir por la vida con un nivel de consciencia que me aporta serenidad para afrontarla de una manera “no reactiva”. Fluyo con ella

    • Por otro lado, mi enfoque no es tan teórico. No analizo el inconsciente de manera clínica. Me baso más en la parte somática, partiendo de una base teórica sencilla, sin entrar en profundidad en los complejísimos mecanismos cerebrales, en los que, sin mucho tiempo de estudio, es más fácil perderse que encontrarle utilidad. Amén de que lo que hace falta son herramientas para trabajar dichos mecanismos cerebrales, más allá de esforzarnos y esforzarnos por entender la teoría como un experto. A mí me apasiona el conocimiento y estudiar, pero me resulta un tema excesivamente complejo, teórico y que no me ayuda en mi manera de trabajar y ayudar a las personas que acuden a mí. Además, lo importante, teniendo ya una base mínima y suficiente, es PRACTICAR, PRACTICA y PRACTICAR.
  • “Necesitaría más pautas para saber Cómo gestionar sentimientos que causan malestar y nos hacen sentir culpables”

    • Me vuelvo a remitir a lo mismo… respirar, escucharnos, y si llega el caso pintar, explotar un globo… o cualquier otra manera que te funcione para ponerte en contacto contigo mismo (pasear, hacer ejercicio, cantar, bailar, etc). En último caso, si así no conseguimos nada, siempre podremos acudir a que otra persona nos ayude a escucharnos.
    • Realmente, no somos conscientes del poder que tiene estar serenos, respirar, dedicarnos un ratito para nosotros todos los días… Buscamos cosas complicadas o soluciones inmediatas, y ni, ni lo primero es necesariamente lo más efectivo, ni lo segundo es realista y viable.

Realmente, no somos conscientes del poder que tiene estar serenos, respirar, dedicarnos un ratito para nosotros todos los días… Buscamos cosas complicadas o soluciones inmediatas, y ni, ni lo primero es necesariamente lo más efectivo, ni lo segundo es realista y viable.

  • “Se me ha hecho corto” e “INCOMPLETO”

    • Pues sí… llevo varios cientos de horas formándome en estos temas… así que en 2 horas me da tiempo a explicar (y ayudaros a sentir) lo que me da tiempo… ;-). Deseo que lo comprendáis.

Si tienes dudas sobre este post o algún otro concepto que traté en la charla o temas relacionados con la misma, puedes contactar conmigo y gustosamente trataré de ampliar mis respuestas.


::: ACTUALIZACIÓN :::

Respondo a continuación a los comentarios que dejasteis en los que se indicaba alguna sugerencia de mejora o duda de la charla del 26 de Octubre en Gutxinaka-Gutxinaka:

  • “No ha cumplido las expectativas que traía… Necesitaba y buscaba algo más concreto como significado de las tensiones, localización de sensaciones”

    • En el “Juego de los Óscars”, en el que la mitad de la sala interpretaba una Emoción y la otra mitad la identificaba, comenzamos a analizar este punto. Se podría generalizar sobre las tensiones, sí, pero cada persona es un mundo y tiene su manera de formarse. Por eso os propuse el Juego, y tras cada interpretación hablamos de tensiones hacia el interior(Miedo) y hacia el exterior (Ira), y de la Tristeza como Emoción en la que disminuye la tensión y la energía se va hacia el suelo (algo que casi todos sentisteis)
    • Y también sugerí que cada uno trabajase con la Emoción que más le desborda. Que en casa contacte con una Emoción, organice sus patrones y observe cómo se forman.
    • Y, por supuesto, que cuando en el día a día aparezca una Emoción esté atento a cómo se forma. Y, a partir de ahí, teniendo en cuenta el Gradiente de Acción, que se escuche lo más pronto posible para recoger el mensaje que nos trae la Emoción y hacer lo que corresponda.
    • No obstante, te recojo el guante y prometo escribir antes de fin de año sobre la identificación de zonas corporales, patrones tensionales y sensaciones para las 5 Emociones Básicas: Ira, Miedo, Alegría, Tristez y Asco. Fue un interesante trabajo que hice en un grupo de trabajo con mis compañeras de formación y que dado el interés despertado, compartiré. Estate atent@ al e-mail 😉
  • “Demasiado énfasis en los conceptos y explicaciones reiteradas que podrían ser superfluas”

    • Vamos por partes:
      • “Demasiado énfasis en los conceptos y explicaciones reiteradas”: he atendido a muchas charlas y a mí, no sé si al resto, me pasa que si escucho las cosas una sola vez, por muy interesantes y útiles que sean, se me olvidan. Por eso construyo las charlas, con toda mi intención, de esa manera. Para que cuando salgas de la charla te quede grabado casi a fuego los conceptos novedosos que he compartido en ellas.
      • que podrían ser superfluas”: es una apreciación personal en la que no voy a entrar. No obstante, organizo las charlas porque me parece que estoy compartiendo un material novedoso, interesante y útil. Pero gracias por la observación. Revisaré los contenidos y reflexionaré al respecto.
  • “Me ha faltado comprender dónde encontrar de dónde viene el problema que afecta a las Emociones o cómo encontrarlo”

    • Para mí no existe ningún “problema que afecte a las Emociones”. Como traté de dejar claro en la charla, las Emociones son meros mensajeros, son “variaciones profundas pero efímeras del ánimo”. Son agradables o desagradables. Y a veces mucho, sí. Y el problema no son ella, sino nosotros. Nuestra falta de educación emocional en la infancia no nos ha permitido comprender que sólo son eso; simples mensajeras. Y que si escuchamos el mensaje que nos traen y hacemos lo que tengamos que hacer con ellas, se diluirán tal como han venido.
    • El auténtico problema es que no las escuchamos o no entendemos su mensaje y entonces se conviertan en Sentimientos, que como vimos son Estados (depresivo, iracundo…). Eso sí es un problema. Y se forma porque no hemos escuchado a la Emoción. Así de simple y así de complejo…

 

SUSCRÍBETE AL BOLETÍN

Si deseas recibir en tu e-mail artículos similares a este, así como las fechas de mis charlas y minitalleres, déjame aquí tus datos: nombre, apellidos, e-mail y/o WhatsApp.

*** Prometo utilizarlo sólo para estos fines ***

(y soy de los que siempre cumplen su palabra 😉

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.